La gran ventaja que ofrece un equipo de aire acondicionado con sistema Inverter radica en el compresor de gas, ya que es el elemento que se regula con esta tecnología.

En los climas convencionales el compresor funciona a velocidad máxima para refrigerar la habitación, cuando esta alcanza la temperatura de consigna (la que se indica en el termostato) el compresor se detiene. Más tarde, si la temperatura vuelve a subir, el compresor vuelve a arrancar a máxima velocidad y así sucesivamente.

En los equipos Inverter el compresor entra en funcionamiento y, según la temperatura de la habitación va descendiendo y acercándose a la temperatura de consigna. Un regulador de frecuencia va disminuyendo la velocidad del compresor de forma que la potencia de refrigeración que entrega el equipo se adapta a la que necesitamos en cada momento, lo que se traduce en dos grandes ventajas:

El confort, ya que con el sistema Inverter no se presentan altibajos de temperatura debido a las arrancadas-paradas del compresor.

El ahorro energético, puesto que se evitan las continuas arrancadas y paradas del sistema tradicional y el alto consumo de energía que estas generan.

Si desea conocer más sobre los beneficios que ofrecen los nuevos equipos de aire acondicionado con sistema invertir venga a Generclim Company o contacte a nuestros asesores para tener la atención personalizada que requiere.

¡Le atenderemos con gusto!